Las 10 principales ventajas ser minimalista

Las 10 principales ventajas ser minimalista

Ser minimalista tiene muchas ventajas, pero ¿sabes cuáles son? Es probable que muchas veces te hayas hecho esta pregunta gracias a que este término está siendo muy popular. 

Desde crear hábitos que contribuyan al medio ambiente, hasta ayudarte a vivir en paz y ser feliz… ¡Los beneficios son muchos!

Ante esto, lo que puedo decirte es que ser minimalista tiene muchísimas ventajas. Continúa leyendo y ¡entérate de lo beneficioso que es llevar a cabo este estilo de vida!

Las 10 ventajas de ser minimalista

minimalismo

A continuación, te mencionaré las 10 ventajas principales de ser minimalista. Creo que podría nombrarte más de 10, sin embargo, las resumiré. 

Así que entre las principales ventajas puedo destacar las siguientes: 

1. Es bueno para el medio ambiente

Una de las principales ventajas de ser minimalista, es que resulta ventajoso para el medio ambiente. ¿Por qué digo esto? Básicamente porque llevar un estilo de vida minimalista significa que te guías por la premisa de que “menos es más”. 

Cuando aplicas este parámetro en tu vida ¡todo cambia! Entendemos que las cosas esenciales no son materiales, sino que van más allá y que todo se determina por las emociones, lo que quieres lograr en tu vida y tus pasiones; ese debería ser el motor que te lleve a vivir día tras día.

Entonces al comprender esto, las personas dejan de querer adquirir siempre el último modelo de celular, dejan de querer tener un carro más caro que el del vecino, y esa actitud consumista queda atrás. 

Al reducir el consumismo estamos hablando de que hacemos algo grande por el ambiente. Y es que al dejar de consumir en exceso o reutilizar, estamos ayudando al planeta.

¿Sabes cuánto plástico hay en los mares? ¡ni te lo imaginas! Y eso no es todo, son muchísimas más las consecuencias de una sociedad consumista. Cuando dejas atrás esos hábitos y te dedicas al estilo de vida minimalista, estás haciendo algo bueno por el medio ambiente.

2. Te sientes más libre

La libertad es algo que ansiamos todos los seres humanos, constantemente estamos buscando sentirnos libres, pero ¿cuántos lo logran? 

Cuando comienzas a analizar tu vida, pareciera ser que siempre eres esclavo de algo, y resulta más un círculo vicioso que otra cosa. Eres esclavo de ese trabajo que tanto odias, eres esclavo de hacer cosas que realmente no quieres, eres esclavo de lo material, del dinero, esclavo hasta en las relaciones de amistad o familiares. 

Y es que muchas veces sentimos que todas esas cosas nos atan y no nos dejan ser y sentirnos completamente libres. Sin embargo, puedo decirte que es algo que tiene una solución, solo debes aprender a entenderte y a quererte a ti mismo

Cuando aplicas el minimalismo a tu estilo de vida, dejar atrás aquellos conceptos de que debes trabajar en eso que te da mucho dinero (aunque lo odies), que debes aceptar esa salida de amigos (a la que no quieres ir) porque de lo contrario ¿qué dirán de ti? Y así puedo seguir con mil cosas más.

Cuando comienzas a dedicarte a aquello que de verdad te apasiona, cuando te dedicas a dedicarte unos momentos a ti mismo, a hacer lo que te gusta, cuando dejas de sentir que tienes que tener más y más cosas materiales, cuando comprendes que nada de eso es vivir, allí es, allí comienza la libertad.

El minimalismo es libertad, puedes verlo como una herramienta que te ayuda en muchas cosas, entre ellas a sentirte libre.

3. Tienes menos estrés

El estrés es algo muy común y a lo que están expuestas muchas personas. Existen muchas cosas que originan el estrés, sin embargo, una de las más comunes son los trabajos. 

Las personas generalmente se estresan al trabajar, bien sea porque tienen mucha carga laboral, no hacen algo que les guste, tienen un ambiente negativo, entre otras. 

Por otro lado, la necesidad de adquirir bienes materiales (para impresionar a otros o para sentirse más que otros), es una esclavitud constante. Esto genera grandes cantidades de estrés que hacen que las personas se estresen en querer generar más y más dinero para satisfacer sus necesidades materiales.

Por si fuera poco, el estrés también se ocasiona cuando tenemos muchos aspectos sin resolver, muchos objetos en nuestro escritorio, hogar y vida. Aquí es donde vuelvo a aplicar la frase “menos es más”. Cuanto menos tienes, más libertad y paz tienes. En estos casos el estrés será mucho menor.

Así que entre las ventajas principales de ser minimalista es que tendrás menos estrés. 

4. Gastaras menos dinero 

Unos de los beneficios del minimalismo recaen directamente en tu billetera ¿por qué? Pues porque gracias al minimalismo podrás ahorrar mayor cantidad de dinero.

Como bien te he dicho, por lo general las personas están enfocadas en querer generar ingresos a como dé lugar. Esto a su vez, lo hacen para adquirir muchos bienes innecesarios que le hacen mantener un estatus o reputación frente a sus amistades o conocidos. Prácticamente terminan volviéndose esclavos del dinero.

Quizás no todas las personas realicen cosas como estas a gran escala, pero todos hemos sido consumistas alguna vez en nuestras vidas. Todos alguna vez hemos comprado algo que no necesitábamos, o algo que ya teníamos, pero queríamos otro, etc. 

Es por ello que considero que ser minimalista te ayudará a reducir la cantidad de dinero que gastas en cosas innecesarias. Primeramente, adquirirás cosas de calidad que te serán duraderas, por lo cual no tendrás que estar comprando constantemente para reemplazar, así como también tu prioridad no será adquirir bienes y mucho menos los que no necesitas.

Si observas la cantidad de dinero que has ahorrado al haber optado por el estilo de vida minimalista, te sorprenderás. 

5. Tendrás más tiempo extra

Las personas normalmente ocupan gran parte de su tiempo en actividades que ni siquiera le interesan. Van a trabajar porque tienen que generar un sustento para pagar sus gastos, luego del trabajo asisten a una reunión de amigos en un bar cercano al cual no tenían muchas ganas de ir. Cuando llegan a la casa se sienten cansados por lo que duermen y comienzan el día de la misma forma, con la única diferencia en que esta vez no asistieron a un bar con amigos al salir del trabajo, sino que tuvieron que hacer horas extras.

Esto te parece un círculo vicioso muy común ¿no crees? Y es que muchos hemos pasado por esto. Sin embargo, cuando comienzas a enfocarte en lo que te apasiona, a trabajar de aquello que amas, cuando comienzas a respetar tu tiempo, todo esto deja de pasar.

No es necesario asistir a cuanta reunión te inviten ni mucho menos, está bien decir que no. ¿Hace cuánto no llegas del trabajo y te preparas un café o chocolate caliente y te pones a leer un libro? ¡Estos son los verdaderos placeres de la vida! Así que valora tu tiempo y ¡dedícatelo! 

6. Más confianza en ti mismo (miedo al fracaso)

El miedo al fracaso es muy común. Por lo general pueden ser muchos los factores que “activan” (si es que así se puede decir) este miedo. Entre ellos, mencionó el hecho de la comparación con los demás o cumplir expectativas de los demás.

Seguramente alguna vez te ha pasado que comienzas a analizar la vida de tus allegados. Puedes ver que muchos de ellos tienen trabajos exitosos, están graduados, tienen postgrados, se casaron, tienen hijos, adquirieron una casa, tienen un carro nuevo… etc. 

Esto, en muchas personas hace que comiencen a exigirse el cumplimiento de objetivos que quizás ni siquiera le interesan. Muchos buscan “no quedarse atrás” o sencillamente quieren cumplir la expectativa de la mamá, del papá, de la abuela etc.… Y no hay nada más dañino que esto.

Generalmente todo esto hace que tu miedo al fracaso incremente (otras cosas más). Sin embargo, el estilo de vida minimalista hace que comiences a ganar más confianza en ti mismo, pero ¿cómo? Seguramente te estarás preguntando “¿el minimalismo es mágico acaso?” pues no. Sin embargo, hay ciertas cosas que hacen que la confianza en ti crezca.

Con el minimalismo aprenderás lo verdaderamente esencial en la vida. Sabrás que los bienes materiales nada tienen que ver con el éxito ni con la felicidad, y en base a ello comenzarás a ser menos riguroso contigo mismo, y aunque parezca contradictorio, comenzarás a creer más en ti, a interesarte más en ti y en aquello que quieres y deseas realmente.

Las pasiones que tengas serán tu motor de vida y esto, sin duda alguna hará que tu confianza se incremente. Así que sí, el minimalismo no es mágico, solamente te enseña a ver lo verdaderamente esencial en todos los aspectos.

7. Tendrás más orden en tu hogar y en tu vida

¿Nunca te ha pasado que has entrado en una casa llena de objetos? O por el contrario ¿has entrado en las tiendas de antigüedades? Pues bien ¿cuál es la impresión que te generan? A mi particularmente la de caos y desorden.

Puede que las cosas no estén desordenadas como tal, pero es la sensación que me da cuando veo muchas cosas en un mismo sitio. La verdad es algo que me perturba un poco, ya que realmente no me agrada. 

Seguramente no soy la única persona que piensa eso cuando ve estas cosas. Así que una ventaja del minimalismo es que… ¡esto no sucederá en tu casa!

Y es que claro, el minimalismo te enseña a que menos, es más, y por supuesto, te enseña a no acumular objetos, a no tener cosas que no necesites… ¡En fin! hace de tu espacio mucho más ameno y más ordenado. Lo mejor de todo es que no requerirás tanto tiempo cuando vayas a hacer la limpieza.

Además, esto no solamente se da en tu hogar y con los objetos, sino que también lo puedes llevar a cabo en tu vida. Cuando tienes un orden en tu vida, las cosas suelen marchar mejor. Con esto me refiero a tus relaciones amorosas, familiares, de amistad, laborales, entre otras. 

Se podría decir que el orden es sinónimo de minimalismo… o al revés. 

8. Vivirás con un propósito

Tener un propósito… esto es algo que muchas personas tienen, pero ¿cuántas realmente luchan por ello? La verdad es que muy pocas, ya que se dejan absorber por la rutina, por el día a día y dejan atrás lo que realmente quieren.

Cuando eres minimalista, sacas todos los excesos de tu vida, no solamente los excesos materiales sino también excesos de pensamientos, personas etc. Te vuelves más comprensivo contigo mismo y optas por hacerte feliz, vivir en paz y disfrutar de las cosas pequeñas que tiene la vida.

Cuando comienzas a ver las cosas desde esta perspectiva, comienzas a valorarte más a ti mismo y a valorar tu tiempo. Adicionalmente, tu propósito será tu motor y es lo que te llevará a hacer aquellas cosas que te apasionan.

9. Tendrás más recuerdos agradables

Los recuerdos agradables vienen muchas veces de lo que menos esperamos. Al enfocarte más en las experiencias y no en lo material, tendrás una lista grandísima de hermosos recuerdos que atesorarás de por vida.

¿Nunca te ha pasado que en algún cumpleaños te regalaron muchas cosas y al paso del tiempo no recuerdas la mayoría? Creo que esto es algo muy común. Sin embargo, ¿alguna vez has olvidado ese viaje magnífico al que fuiste y conociste otras culturas? ¡te aseguro que no!

Y es que los minimalistas nos enfocamos más en vivir las experiencias. Lo material es secundario, lo primordial es vivir plenamente. 

10. Serás feliz

Y pues si… Una de las 10 principales ventajas de ser minimalista es que sencillamente ¡serás feliz! Vivirás en paz, lucharás por tus objetivos y valorarás cada momento por más mínimo que sea. Las pequeñas cosas de la vida tendrán mayor sentido para ti, dejarás atrás muchas cadenas que no te hacían ver más allá.

Así que… espero que te haya gustado este artículo sobre las principales ventajas de ser minimalista.

¡Hasta el próximo artículo!