Cómo crear un despacho minimalista para trabajar y crear.

Cómo crear un despacho minimalista para trabajar y crear.

Cuando pensamos en un despacho minimalista, muchas veces a nuestra mente llegan imágenes de un espacio sin muebles y prácticamente sin nada. O, por el contrario, pasa por nuestra mente la idea de que es algo muy fácil de llevar a cabo. 

Sin embargo, tener una oficina en casa es algo que debemos llevar a cabo cuidadosamente, para que de esta forma podamos trabajar de verdad, con creatividad y entusiasmo. 

No digo que sea algo difícil, porque realmente no lo es. Sin embargo, si es algo que debemos evaluar a profundidad para poder lograr nuestro cometido inicial que es tener un despacho minimalista. 

Es por ello que en este artículo te explico un poco sobre las formas y los pasos que debes seguir para poder crear un despacho minimalista sin problema alguno, de forma rápida y sencilla ¡vamos allá!

¿Cómo crear un despacho minimalista?

despacho minimalista

Crear un despacho minimalista es algo que puede sonar sencillo, pero la realidad es que requiere de muchas atenciones de tu parte. No solamente se trata de tener muebles minimalistas, sino también de tener una decoración acorde, de tener todo ordenado, de eliminar cosas innecesarias, entre otros elementos que son de importancia. 

La realidad es que para ello requieres de un análisis exhaustivo de tu despacho, a fin de determinar qué cambiar y qué no. 

Es por ello que a continuación te menciono los 10 pasos básicos que debes seguir para poder tener un despacho minimalista.

1. Invierte en muebles que ahorran espacio

Una de las mejores opciones para poder tener un despacho minimalista, es que inviertas en muebles que ahorran espacio. 

En el mercado existe una amplia variedad de muebles minimalistas que te ayudarán con tu cometido. Primero que nada, toma en consideración qué muebles necesitas. Por ejemplo, en una oficina requieres de un escritorio, quizás una repisa, algún mueble o gavetero, entre otros. 

Una vez determinados los muebles que usarás, es hora que te dediques a buscar unos que sean cómodos y que ocupen poco espacio. 

Un ejemplo clave son los escritorios de pie, los cuales tienen un diseño muy ergonómico ya que son ajustables. Es decir, este tipo de escritorio, además de que ocupan poco espacio, son ideales para tu comodidad, puesto que te permiten trabajar sentado o de pie, según prefieras.

Recuerda que lo ideal de crear tu despacho minimalista, es que escojas opciones cómodas que contribuyan a tu ergonomía, y por supuesto, que te sea de utilidad para tener un espacio más ordenado.

Todo ello contribuirá a tu creatividad y te permitirá trabajar de forma ordenada, cómoda y, sobre todo, mucho más eficiente.

2. Olvida el papel

¿Cuántas veces te ha pasado que entras a una oficina y ves los escritorios llenos de papel? Muchas veces, ¿verdad? Esto es algo prácticamente normal en cualquier despacho, sin embargo, no es lo ideal.

Cuando vemos las montañas de papeles, crea en nosotros un sentimiento de cansancio, fastidio, llegando muchas veces a causar estrés. Esto afecta directamente a nuestra creatividad, por lo que es recomendable que lo evites.

Ahora bien ¿cómo evitar acumular papeles? Sabemos que en cualquier oficina el manejo de papeles y documentos es algo muy común. Sin embargo, podemos aliarnos con la tecnología para que eso quede en el pasado. 

La digitalización es algo que debes tomar en cuenta si quieres lograr tener un despacho minimalista, que te permita trabajar y crear con comodidad. Puedes optar por digitalizar los documentos y almacenarlos en tu ordenador, en un pendrive, disco duro o usar los servicios de la nube. 

Sin duda alguna se trata de una opción muy beneficiosa para ti y que te permitirá trabajar con mayor comodidad y aliviar el estrés que producen las montañas de papeles.

3. Adquiere solo los materiales que necesites

Con un mercado tan extenso, es muy normal ver gran cantidad de productos de cualquier tipo que nos hagan desear tenerlos. Sin embargo, esto no es algo más que consumismo, y debemos evitarlo.

Cuando estamos ordenando nuestro despacho, es importante deshacernos de todos aquellos elementos que no necesitamos. Muchas veces solemos exagerar en cuanto a materiales de oficina se refiere, y tenemos un sinfín de artículos que nunca usamos ni usaremos. Ten solamente lo necesario.

¡Créeme! No es necesario que tengas un portalápiz lleno lápices y lapiceros que muchas veces ya ni tinta tienen. Procura solo tener el que usas y quizás uno de repuesto, no más, no lo necesitas. Y así, con todos los otros elementos que tengas en tu despacho. La idea es quedarte solamente con aquellas cosas que necesites, olvidarte de los excesos y organizarte mejor.

4. Limita las distracciones 

Como bien sabrás, uno de los grandes anuncios del minimalismo es que dejes atrás los excesos y la popular frase de “menos es más”. Esto se aplica en todos los aspectos minimalistas que puedas imaginar.

No solamente aplica a tu estilo de vida, ni a tu ropa, ni a tus propiedades, aplica para todo, incluyendo la decoración.

Cuando tienes una decoración muy sobrecargada, esto puede conducir al desorden (aunque no lo creas) y, sobre todo, a distracciones que realmente no querrás en tu día a día y menos en tu lugar de trabajo.

Es por ello que es importante que tomes en consideración evitar los excesos que puedan distraerte en la decoración. Considera tener una decoración minimalista y delicada, recuerda que menos, es más.

Por otro lado, la única distracción que puedes tener no solamente se resume a la decoración, sino también a los elementos que tienes dentro de tu oficina en casa. 

Al tener tu sitio de trabajo en tu hogar, corres el riesgo de tener distracciones que pueden hacerte perder mucho tiempo. Es por ello que debes tomarlas en consideración y evitarlas.

Entre las principales distracciones debo mencionarte cualquier tipo de artefacto electrónico, algún objeto o elemento que te haga distraerte de tus funciones establecidas.

5. Invierte en equipos multifuncionales

Los equipos multifuncionales son ideales para que transformes tu oficina en casa a un despacho minimalista. No solamente te aportarán muchos beneficios económicos, sino que también ahorrarás espacio y tiempo.

De nada vale que tengas, por ejemplo, una impresora, aparte tengas un escáner y una fotocopiadora, todo en equipos separados ¿las razones? Pues primero gastarás más dinero comprando y en el mantenimiento de cada equipo, segundo ocuparán mucho más espacio y tercero, se verá más sobrecargada tu oficina.

¿La solución? Adquirir alguna fotocopiadora todo en uno, con la que puedas escanear, imprimir y sacar copias. Esto te ahorrará mucho dinero y lo mejor de todo te permitirá mantener un mayor orden en tu oficina. 

Esto no solamente debes aplicarlo para impresoras, sino también para otros equipos. Por ejemplo, hay personas que tienen un ordenador de escritorio, una laptop, una Tablet y un celular, y todo lo utilizan para algo distinto. En cambio, si tienes una laptop, en lugar de computador de escritorio, podrás reducir espacio y las funcionalidades serán las mismas.

Esa es la idea principal, que tengas equipos multifuncionales que te ayuden a reducir espacio y costos. 

6. Ten un calendario y una agenda

Uno de los mejores tips para poder mantener el orden, no solamente en el espacio físico de tu despacho, sino también en toda tu planificación es teniendo un calendario y una agenda, en donde deberás anotar cualquier tipo de evento, tarea, y proyecto que tengas.

Cuando utilizas la planificación con un calendario y una agenda, comienzas a organizarte mejor. No importa qué tantos proyectos tengas por realizar, si te planificas adecuadamente podrás mantener las cosas bajo control.

Es por ello que considero que debes tomar gran importancia al hecho de tener una agenda o algún planificador, en donde anotes todas las cosas que tienes pendiente. La idea es que cuentes con un horario determinado para cada cosa y trates de seguirlo al pie de la letra. Esto evitará contratiempos y, sobre todo, te hará trabajar de forma más ordenada, tranquila y libre de estrés.

Así que mi recomendación es que adquieras una agenda para que puedas llevar un registro y control de todas las cosas que necesitas hacer. Te aseguro que te ayudará un montón.

7. Establece un lugar para cada cosa

Uno de los principios básicos del minimalismo es que cada cosa debe tener su sitio establecido. Por ejemplo, cuando ordenas tu despacho, debes contar con un lugar asignado para cada objeto que tengas. 

Esto lo indico porque es muy común que no tengamos un sitio en específico asignado a los objetos, y terminamos colocándolos donde sea. Esto no debe pasar porque fomenta el desorden, y cuando necesites algo de forma rápida tendrás problemas para encontrarlo a tiempo.

Un despacho minimalista tiene todas las cosas en orden. Desde los lápices que utilizamos, hasta las carpetas, sillas y decoración; así que tenlo en cuenta.

8. Deshazte de las cosas innecesarias

Las cosas innecesarias son eso: innecesarias. Mi recomendación es que evalúes todos los objetos que tienes en tu despacho y en base a ello comiences a determinar qué necesitas y qué no. 

Sé práctico y totalmente sincero a la hora de determinar qué es realmente necesario y qué no. Evalúa bien, y si hay cosas que no usas desde hace meses, sencillamente no son necesarias por lo que puedes prescindir de ellas.

La clave para una oficina en casa minimalista, es que tengas solo cosas que necesites realmente. De nada vale que tengas mil objetos en tu despacho que no uses, y que solo están quitando espacio y creando más desorden. 

Así que ¡vamos! analiza qué objetos tienes, qué necesitas y qué no.

9. Practica “menos es más”

La frase más utilizada en el minimalismo: menos, es más. Esto es algo que debes tener siempre presente en tu vida y en todos los aspectos de la misma, incluyendo en tu oficina. 

No siempre más trabajo significa más dinero ni más tranquilidad. Al contrario, muchas veces “menos es más”. Preocúpate por la calidad y no por la cantidad y aplícalo a tu trabajo.

Por otro lado, toma en consideración esto para todos los objetos e implementos que necesites en tu oficina en casa, desde lapiceros, hojas, carpetas y otros artículos de oficina, como muebles y decoración. Todo debe estar en perfecta armonía y olvida exagerar con las cosas. 

10. Usa la tecnología, pero no te excedas 

La tecnología siempre será una aliada a la hora de agilizar los procesos y llevarlos a cabo. Sin duda alguna puede proporcionar muchísimos beneficios a quienes aprovechan estas herramientas.

Sin embargo, también puede ser un arma de doble filo que debes evitar si quieres estar 100% concentrado en tu oficina en casa. Al estar en tu hogar, es posible que tengas acceso a televisores y otros equipos que lo que hacen es distraerte.

Por otro lado, tu equipo móvil puede ser muy útil para el trabajo obviamente. Sin embargo, a veces nos hace ocupar mucho tiempo, ya que podemos tener acceso a redes sociales, juegos o cualquier otra cosa que nos quita tiempo y nos distrae mientras trabajamos.

Es por ello que mi recomendación es que uses la tecnología, pero no te excedas con ella. Si puedes bloquear las aplicaciones que no debes abrir en tu móvil mientras trabajas, no tengas ningún televisor en tu despacho, ni otro equipo que pueda contribuir a tu distracción.

Conclusión

A modo de conclusión puedo decirte que existen muchos pasos que debes llevar a cabo para poder tener un despacho minimalista. Como pudiste ver, a pesar de que son varios, no es algo que sea difícil o muy complicado de llevar a cabo.

Sin embargo, si se trata de algo que debes considerar hacer con meticulosidad, ya que deberás eliminar excesos que no necesites, siguiendo de esta forma el principio de “menos es más”. 

Así que, en resumen, espero que estos consejos te sirvan para que puedas crear un fantástico despacho minimalista en tu casa. Esto te ayudará muchísimo a trabajar con mayor comodidad, y, sobre todo, fomentará tu creatividad. 

¡Espero que te sea de utilidad todo lo indicado! ¡Nos vemos en el próximo artículo!