Cartera grande vs cartera pequeña ¿qué es mejor?

Cartera grande vs cartera pequeña ¿qué es mejor?

Muchas veces te habrás preguntado qué cartera es mejor, si una cartera grande o una cartera pequeña. Y es que esto es algo totalmente común, ya que es normal que surja esta indecisión. 

Los modelos y diseños de ambos tipos de cartera pueden llegar a ser similares, muy bonitos y la verdad es que ¡los hay para todos los gustos! Sin embargo, existen algunos aspectos que debes considerar antes de tomar la decisión.

Y es que cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas que debes considerar. Básicamente debes preguntarte para qué la quieres, cuál será el uso que le darás y tomar en consideración la comodidad, porque no hay nada peor que estar en la calle incómodo. 

Así que por esta razón creé este artículo, en donde te hablaré sobre los distintos tipos de carteras y allí podrás sacar tus propias conclusiones y decidirte por la que más te convenga.

¿Qué es mejor: una cartera grande o una cartera pequeña?

{{amount_with_comma_separator}}€

 

Decidir si es mejor una cartera grande o una cartera pequeña es algo muy difícil, ya que dependerá en gran medida de tus gustos y tus necesidades.

Existen personas a las que les gusta tener una cartera más grande en donde quepan sus cosas. Quizás también llevan un estilo de vida diferente, en donde requieran de más espacio. 

Por otro lado, hay personas que, al contrario, con su día a día no es necesario que opten por unas carteras grandes, sino que con una pequeña están más cómodos. Y es que la realidad es que tener una cartera de menor tamaño, te brindará mayor comodidad.

Sin embargo, como te indiqué esta es una decisión que es muy personal y dependerá de cada persona. Es por ello que a continuación, te menciono las principales características, ventajas y desventajas de cada tipo de cartera para que puedas decidirte por la que más te guste.

Carteras grandes

Las carteras grandes para muchas personas resultan mejores, ya que pueden guardar mayor cantidad de cosas en ella. Es ideal para las personas que tienen muchas tarjetas o documentos que resguardar. 

Son una buena opción para quienes trabajan con muchos documentos o quienes necesiten resguardar muchos elementos. Sin embargo, hay varias ventajas y desventajas que debes considerar antes.

Ventajas

Entre las principales ventajas de una cartera grande, se mencionan las siguientes:

  • Permite guardar mayor cantidad de tarjetas: al ser una cartera grande podrás guardar muchas más cosas en ella. 
  • Se adaptan a cualquier estilo: existen en el mercado muchos estilos y modelos.
  • Cuentan con diseños muy llamativos: por lo general, los diseños de este tipo de cartera son llamativos. 

Desventajas

Una vez conocidas las ventajas de las carteras grandes, es necesario conocer cuáles son sus desventajas:

    • Ocupan mucho espacio: al ser de gran tamaño, debes tener presente que ocupan mucho espacio, tanto para llevarlas consigo como para guardarlas. 
    • Suelen ser incómodas: como son unas carteras muy grades, resulta incómodo cargar con ellas. 
    • No son minimalistas: uno de los principales aspectos del minimalismo es utilizar solo lo necesario. Cuando tienes una cartera muy grande, terminarás guardando cosas en ellas que realmente no necesitas. Haciendo así, que cargues con un peso innecesario.

Carteras pequeñas

Las carteras pequeñas son de gran utilidad puesto que te permiten llevar lo que necesitas realmente y hace que todos esos excesos que solemos llevar con una cartera grande, sencillamente desaparezcan. Sin duda alguna esto hace que estemos más cómodos a la hora de salir a cualquier lugar.

Las carteras pequeñas son minimalistas, y realmente están muy de moda actualmente. Son ideales para quienes no quieren cargar con mucho peso, para quienes siguen su estilo de vida minimalista o para quienes no necesitan guardar muchas cosas. 

Entre las ventajas y desventajas que se presentan con las carteras pequeñas, te menciono las siguientes:

Ventajas

Entre las principales ventajas de las carteras pequeñas, menciono las siguientes:

  • Son muy cómodas y prácticas: gracias a su tamaño, resulta un tipo de cartera muy cómoda.
  • Puedes llevarlas a cualquier lado: al ser pequeñas puedes llevarlas contigo a donde quiera que vayas. 
  • Combinan con todo: al igual que en las carteras de mayor tamaño, pueden combinar con todo, solo debes escoger un modelo y diseño que te beneficie. 
  • Te permite llevar lo que necesitas realmente: evitando que tengas “espacio de más”, innecesario. 
  • Te permite cuidar tus documentos: al ser más pequeñas, tendrás menos tarjetas o documentos dentro, lo que te permitirá mantener en un mejor estado todos tus documentos.

Desventajas

Las desventajas de tener una cartera pequeña son las siguientes:

  • Si necesitas llevar muchas cosas, es posible que no entre todo: la principal y creo que la única desventaja que tiene usar una cartera pequeña es que tienes un espacio limitado para guardar las cosas. Si necesitas guardar muchas, es probable que no entre todo dentro de la cartera. 

Conclusión: ¿cuál es mejor?

Para poder concluir con cuál es la mejor cartera, si una grande o una pequeña, debo decirte en primera instancia que eso depende de muchos factores. 

Primero debes considerar para cuándo o para qué necesitas la cartera. Por ejemplo, no es lo mismo que necesites la cartera para tu uso diario, a que necesites la misma para asistir a tu trabajo o ir al gimnasio. 

Sin embargo, a mi particularmente me parecen mejor las carteras pequeñas, y esto básicamente porque me atrae mucho más el estilo minimalista. Y como sabrán, las carteras minimalistas nos aportan muchísimos más beneficios que una cartera grande, sobre todo cuando se basa en la comodidad y ergonomía.

Así que mi recomendación es que optes por una cartera pequeña. Sin embargo, si te sientes más cómodo usando una grande, ¡está bien! No pasa nada. 

Cartera pequeña: ¿por qué usar una cartera minimalista?

Cuando tienes una cartera grande, resulta fácil meter cualquier cosa en ella, ya sean recibos, billetes, monedas, tarjetas de crédito o incluso algún documento importante. 

Después de agregar todos estos elementos innecesarios a tu cartera, es cuando comenzarás a sentir el peso de todo eso. Es por ello que considero que al tener una cartera pequeña y minimalista te asegurará de que solo puedas llevar una cierta cantidad de artículos, lo que significa que será más liviano.

Así que a continuación, te menciono diversos aspectos que responderán a tu interrogante: ¿por qué usar una cartera pequeña?

1. Elimina las posibilidades de extraviar o perder la billetera

Una cartera enorme y voluminosa aumentará las posibilidades de que pierdas tus documentos o dinero. Y es que, al ser tan voluminosa, tendrás que sujetarla o colocarla sobre la mesa al sentarte, aumentando así las posibilidades de perderla. 

Una cartera minimalista podrás llevarla contigo todo el tiempo, sin problema de que se pierda.

Por otro lado, una cartera abultada y desorganizada, cargada con todo tipo de billetes, tarjetas, recibos y efectivo, puede hacer que todo esté desordenado. Incluso podrías sentirte avergonzado cuando tratas de buscar tu dinero en efectivo para pagar algunas facturas a la vista de otras personas.

Y, por si fuera poco, tener una cartera grande, hará que te lleve un poco más de tiempo intentar acceder a elementos importantes. Para evitar que estés pasando vergüenzas en público o si deseas ahorrar tu valioso tiempo, debes buscar una que sea minimalista. Así que lo mejor es tener una cartera pequeña, que te permita guardar solo algunos de los elementos más importantes.

La razón principal para hacerlo es la necesidad de tener fácil acceso a sus tarjetas de crédito, identificaciones e incluso efectivo. Por lo tanto, esto te ahorra tiempo y esfuerzo al mismo tiempo.

2. Es mucho más cómoda 

A diferencia de las enormes carteras voluminosas, una cartera pequeña es muchísimo más cómoda. Independientemente del diseño o estilo que elijas, el minimalista será mucho más cómodo y te ayudará a prevenir el desarrollo de problemas de espalda y cadera.

El mercado ofrece muchos estilos y diseños de carteras. Sin embargo, independientemente del diseño o estilo que elijas, tendrás que comprar una cartera minimalista si quieres mantenerte organizado durante todo el día, expresar tu estilo y mantener tus documentos seguros. 

Debido a que las carteras minimalistas se están volviendo más populares después de cada día, la mayoría de las marcas las producen y las venden a un precio más alto.

Si bien las carteras grandes han sido la comidilla de la ciudad desde tiempos inmemoriales, su lugar se ha ocupado por razones obvias. Sencillamente tienes que imaginar la incomodidad de sostener en tus manos la enorme cartera todo el día.

Esto sencillamente es incómodo, especialmente en medio de una reunión importante con socios comerciales. Incluso, es incómodo tener que lidiar con eso cuando sales con tus amigos.

Toda persona a la que le gusta y sabe de moda, es plenamente consciente que verse genial también puede lograrse con una cartera pequeña. Así que si te preocupa cómo te verás, esto no será un problema. 

Sin embargo, debes tener en consideración que esto no tiene relación con la moda solamente, es una cuestión de comodidad. Así que ¡ya sabes!

3. Todos tus documentos tendrán una mayor duración

Atrás quedaron los días en que llenas tus carteras con todo tipo de artículos. Además de parecer de la vieja escuela, mantener demasiadas cosas en tu cartera puede destruir sus artículos valiosos como tarjetas de crédito e identificaciones. 

Reemplazar esos elementos es claramente frustrante y, al mismo tiempo, requiere de mucho tiempo. Nadie querría encontrarse jamás en una situación tan incómoda. Bueno, al menos una persona que esté completamente cuerda no lo haría.

Por lo tanto, puedes evitar estos problemas utilizando una cartera pequeña. Esto ayudará a que solo coloques en ella lo que verdaderamente necesitas, y por consiguiente, mantendrás tus tarjetas de crédito o débito y documentos seguros y duraderos. 

4. Son más ergonómicas

Quizás te estés preguntando cómo una cartera pequeña puede mejorar tu salud. Y es que debes saber que llevar una cartera grande puede dañar tu postura, debido al peso que estarías cargando. 

Existen muchas enfermedades que pueden ocasionar la mala postura, y es que puede provocar dolor en los nervios, como el síndrome de ciática y piriforme. Incluso el peso y el tamaño pueden dañar tu postura y, en última instancia, provocar problemas de espalda. Así que, una de las principales razones por las cuales deberías usar una cartera pequeña es que son más livianas.

Así que, si realmente te preocupas por tu salud, entonces es hora de que consideres llevar una cartera de reducido tamaño. 

5. Son elegantes y funcionales

Las carteras pequeñas vienen en diferentes diseños, colores y estilos. Puedes elegir entre un sinfín de materiales y colores como negro, marrón, beige, y muchos otros más.

Sin duda alguna en el mercado podrás encontrar una gran variedad de carteras minimalistas, ya que son la tendencia desde hace mucho tiempo. Por ello, las opciones que tendrás para escoger son muchas.

Conclusiones

Para finalizar con esta comparativa entre las carteras grandes y las carteras pequeñas, podemos decir que en primera instancia todo dependerá del uso que quieras darle, ya que se trata de una decisión netamente personal.

Sin embargo, si me preguntan, a mi particularmente me gustan más las carteras pequeñas, ya que se adaptan más a mi estilo minimalista. Además, considero que aportan muchos más beneficios a quienes las utilizamos, sobre todo en lo que se basa a comodidad y ergonomía.

A pesar de ello, como lo comenté todo dependerá del uso personal que le dará cada quien y de las necesidades que cada individuo tenga. Básicamente para escoger una buena cartera, debes analizar lo siguiente:

  • Que sea cómoda y ergonómica.
  • Que tenga un diseño que se acople a ti y a tus gustos.
  • Escoger una cartera que tenga un material de calidad.
  • Que sea duradera. 
  • Que se adapte a ti y a tus necesidades.

Así que, en conclusión, debes analizar dichos elementos para poder escoger la cartera ideal para ti. Así que, en general espero que estos consejos te hayan servido y puedas elegir la cartera que más te guste, sea esta grande o pequeña. 

¡Hasta el próximo artículo!