5 consejos para elegir la mochila que necesitas.

5 consejos para elegir la mochila que necesitas.

Se dice que desde los años 1984 fue creada la primera mochila, cuya función era trasladar libros, convirtiéndose en un novedoso artículo y necesario para los estudiantes. Sin embargo, esta idea de mochila se remonta a la prehistoria desde la época en que se cargaban los enseres en la espalda, dando así origen a este importante artículo y que actualmente tiene muchas funciones y beneficios.

Son mejores para cargar distintos pesos, ya que este se distribuye uniformemente en todo el cuerpo, a diferencia de las carteras o bolsos de hombro que el peso es de un solo lado. Además de ello tienden a ser muy resistentes, prácticas y al momento de un traslado son la mejor opción.

Si la mochila es para cargar libros para el colegio, no debe ser muy grande y con estilo. En el caso de un morral para viajeros puede ser más grande con tirantes gruesos que no molesten en el hombro. Si es el caso de los montañistas las mochilas deben ser de tela resistente, con costuras fuertes y preferiblemente impermeables.

Actualmente la fabricación de las mochilas ha evolucionado mucho en estos últimos años. Mostrando diversidad de diseños, desde elegantes y prácticos hasta unos muy innovadores con características que pueden adaptarse a tu estilo de vida y muy funcional según sea la actividad para la cual lo utilices. Incluso muchas de estas innovaciones vienen relacionadas con la incorporación de tecnología de punta. En fin, gran variedad de diseños y estructuras que satisfagan las necesidades del usuario.

Es por ello que te mencionaré los 6 consejos que puedes seguir para elegir la mochila que necesitas.

¿Cómo optar por la mochila adecuada? consejos útiles

Existe un dicho que manifiesta que lo barato sale caro, no es cuestión de costes, es saber escoger los tipos de tela que posea el morral. En este sentido una de las cosas que definirán qué mochila elegir es definir primeramente la función, de esta manera saber qué artículos se van a transportar y por ende define el tipo de morral a usar.

Además, es conveniente resaltar que se debe verificar siempre la resistencia del morral, que sea duradero, esto dependerá de los materiales con los cuales esté fabricado y las costuras de los mismos que sean fuertes para obtener una mejor elección al momento de adquirir la mochila y de esta manera se cubran tus necesidades.

 

1. Debe ser funcional y práctica

Elegir un morral práctico y funcional: o sea, que sirva para el propósito el cual se está adquiriendo y que cumpla con las características necesarias para que sea una buena elección. En este sentido debe ser cómoda para trasladar, sencilla para acceder a todo lo que está dentro, resistente y ligera. Sobre todo, si se trata de una mochila para camping.

En cuanto a la resistencia debes asegurarte que posea doble costura y verificar las cremalleras. Por otra parte, el peso de la mochila es fundamental por eso se debe seleccionar la mochila con la capacidad adecuada en función de tus necesidades, pues lo que se quiere es que sea tu aliada y no tu enemiga.

La idea es que escojas una mochila que sea cómoda y que sirva para que puedas colocar dentro de ella todo lo que te es imprescindible en tu día a día y de este modo no tienes que preocuparte por el espacio. Eso sí, sin caer en excesos. Por ello debes evaluar exactamente para qué la quieres. 

Para que tu mochila sea más funcional debes tener claro para qué la vas a usar y si amerita poseer algunas características particulares, esto mejorará tu elección y te será muy práctico, ya que de esta manera podrás elegir un modelo indicado, esto también dependerá de la época del año que piensas usarla. 

Siempre es recomendable adquirir una mochila que sea muy utilitaria y que satisfaga las necesidades del usuario.

Ahora bien, para que tu mochila pueda ser bien funcional no debes recargarlas con cosas innecesarias en su interior, solo debe cargar lo que realmente necesitas y así tendrás más espacio dentro de él.

 

2. Debe brindarles seguridad a tus artículos 

Preferiblemente debe contar con un buen sistema de seguridad, lo que llaman mochila antirrobo. En este sentido debe poseer un buen método de doble cremallera donde se pueda colocar un pequeño candado, o que posea bolsillos ocultos dentro de ella.

Estos morrales son los más modernos estableciendo un sistema de cierres ocultos, dobles o candados de seguridad, que te previenen de sufrir sustos y evitar que alguien las abra sin darte cuenta. Además de eso, debes elegir una mochila que posea tejido resistente para mayor seguridad y durabilidad.

Cuando de seguridad se refiere es indispensable estar pendiente de la mochila y la forma, las cremalleras deben quedar hacia el lado de la espalda, de esta manera proteger lo que contiene en su interior, colocar candados resistentes es imprescindible. Que la tela sea resistente a cortes es lo más novedoso de hoy en día.

 

3. Que combine con todo 

Escoger el color ideal para tu mochila debe tratarse de un arte y de este modo acertar con tu morral perfecto, en este punto hay que jugar con los tonos, modelos y colores que sean más favorecedores a tu estilo.

El color es importante en esta selección: preferiblemente al momento de comprar tu mochila, elegir un color neutro (negro, blanco, gris, marrón, beige) es lo más indicado que te combine con cualquier vestimenta, así puedes usarla en cualquier momento o para cualquier actividad. Pero también puedes jugar con los contrastes de colores y ponerte a la moda de las combinaciones.

Actualmente no es necesario que el color de tu mochila sea del mismo color que el de tus zapatos o el de tu cinturón. Por el contrario, puedes elegir el que más te guste. Por ejemplo, si vas al colegio puedes jugar con el contraste de tu uniforme escolar. En el caso de que uses unos zapatos color burdeos puedes contrastar tu morral con un color púrpura, o emplear una mochila amarilla si usas zapatos negros.

 

4. Comodidad y ergonomía en tu día a día

La ergonomía sugiere que las tecnologías y las personas interactúen en armonía. Por ello hay que estudiar bien el diseño de la mochila, ya que un objeto ergonómico puede ofrecer gran confort y comodidad para los usuarios, productividad y gran nivel de eficiencia.

Tal es el caso de los morrales cuya importancia es tener un respaldo ergonómico que se adapte a tu espalda y así puedas trasladarla sin inconvenientes ni presentar dolencias a futuro. 

Generalmente las mochilas ergonómicas se le adjudican al portabebés, el cual tiende a ser muy útil en aquellos casos que las madres o padres quieran emplear este tipo de mochila, además de ser muy prácticas y rápidas de utilizar, incluso para colocar, subir o bajar al bebé o niño. Se recomienda el uso de este tipo de mochilas cuando el bebé esté preparado fisiológicamente para ser llevado en ella, que se sienta cómodo y pueda durar en ella por un tiempo estimado.

Este tipo de mochilas tienden a ser resistentes y puede aguantar desde 3.5 Kg hasta 20 Kg que pueda pesar el bebé. De hecho, algunas poseen una fabricación que se adapta a varias posiciones para brindar mayor comodidad, estas son delante, a la espalda o a la cadera.

Sin embargo, no es necesario que tengas un bebé para poder adquirir una mochila ergonómica. Recuerda que tu mochila será utilizada en tu día a día, por lo cual debe ser cómoda.

 

5. Elegir una mochila que sea de tu estilo

Elegir una mochila de moda es observar los diseños y estampados, pero todo dependerá del género, ya que las mochilas varían el estilo si eres hombre o mujer. 

Este es un accesorio que en los meses de calor es ideal, ya que por lo general se suele pasar mucho tiempo al aire libre, además se aumentan las actividades y por ende el número de horas a emplear.

Las mochilas que están a la moda tienden a ser muy cómodas y se diferencian mucho de los tradicionales, en el caso de las damas, le permite llevar más cosas y hay muchos estilos que pueden combinar fácilmente con tu estilo y look; en el caso de las mochilas de caballeros son prácticas y pueden distribuir muy bien los espacios e incluso les brinda comodidad para ir al gimnasio.

Lo recomendable en cuanto a la moda y el estilo es tener claro cuál es la tendencia actual y así adquirir la que más te convenga.

 

6. Elegir la capacidad adecuada en tu mochila

Al momento de elegir una mochila, esta se elige dependiendo del tamaño, peso, precio y en para qué la quieres. 

Esta información hay que tenerla bien clara al momento de elegir la mochila ideal, pues en cierto modo es mejor que sobren litros y capacidad para poder distribuir todo bien adentro y que no falte nada. De hecho, tratar de llevar algo fuera de ella no es recomendable, ya que puede ocasionar problemas a futuro por la mala repartición del peso.

En este particular se debe precisar lo que se desea, debido a que las medidas varían mucho; estas oscilan entre 20 litros hasta 90 litros.

Ahora bien, hay que tener presente que cuando se habla de medida en litros, puede ser que dentro de estas se incluyen los bolsillos laterales que esta posea, en este sentido puede ser hasta más espaciosa. Por ejemplo, si lo que se quiere es hacer un viaje de mochilero o camping se recomienda una mochila de 70 u 80 litros, siendo esta la medida ideal para esta actividad.

Para adquirir una mochila basada en los litros y su capacidad es recomendable que puedas observar previamente llena de papel o plástico, para que puedas observar bien su tamaño, y así poder medir bien el ancho en función de la distancia de tus hombros para que no se exceda y quede en forma adecuada a tu estructura corporal. 

Asimismo, debes medir la correa que te quede a la medida de la parte superior de tu cadera y así puedas establecer el tamaño correcto, que quede bien ajustada a tu espalda.

En el caso de que tu actividad sea más deportiva, puedes escoger una mochila de 40 litros ideal para llevar al gimnasio. Ahora, si es una mochila escolar con una de 30 o 40 litros puede dar la capacidad para colocar los libros que necesitas para tus actividades académicas.

 

Tips: ¿cómo usar la mochila adecuadamente?

Existen muchas variedades y tamaños de mochilas, elegir la correcta que vaya con tu figura corporal es una tarea indispensable. Dependiendo del uso que se le vaya a dar, si es para viajes, escaladas, militar, senderismo, portabebés o escolar. 

También existen otro tipo de mochilas que son las conocidas como de hidratación, las cuales a su interior poseen un pequeño depósito de agua y que además tiene una manguera que pasa por el hombro y pueda llegar hasta la boca.

Es función de esto es fundamental saber cuál adquirir y sobre todo cómo cargarla adecuadamente, sin sobrecargarla o colocarla de forma inadecuada, ya que eso puede acarrear en dolencias como en el dorso, cuello, tener marcas por los tirantes, entre otros.

Al momento de elegir una mochila hay que estar pendiente de las costuras, cremalleras, tirantes (que sean anchos preferiblemente), pero es indispensable que el ancho de la mochila no sea superior al de los hombros. Además, se debe tener presente la capacidad para saber con cual cantidad de peso se puede cargar.

Partiendo de esta información la manera correcta de usar una mochila es cargarla en ambos hombros, ubicarla a la altura del lumbar, es decir en el centro de la espalda, que quede colgada más debajo de la cintura. 

Todo esto con la finalidad de permitir la movilidad de los brazos, ya que el peso debe estar distribuido de forma equitativa. Lo más recomendable es que lo pesado esté cerca de la espalda y lo más liviano hacia el otro extremo que quede alejado del cuerpo. Además de ello debe tratar de no usarlo en un solo tirante. Con estas recomendaciones puede evitar lesiones futuras.