17 usos que puedes dar para reutilizar ropa vieja que ya no usas.

reutilizar ropa vieja

La moda, a todos nos gustar comprar ropa nueva, pero a medida que pasa el tiempo y la usamos frecuentemente, ésta tienda a ponerse vieja, como todo, y es normal, por lo que optamos por desecharla. 

Pero, y si te digo que podemos reutilizar ropa vieja y darle otros usos ¿me creerías? pues deberías, porque es posible hacerlo, y en este artículo te proporcionaré algunas ideas muy sencillas. 

Reutilizar ropa vieja: ¿Qué usos le puedes dar?

reutilizar ropa vieja

La industria textil está dedicada a la fabricación de ropa, y se ha considerado como el segundo sistema más contaminante del planeta. La producción y distribución de cada una de las prendas que compramos tiene un verdadero trasfondo, ya que supone un montón de acciones humanas que implican un impacto ambiental negativo, entre ellas:

  • El cultivo de una gran extensión de terreno para producir materias primas textiles naturales como el algodón o como la lana a través de la agricultura y la ganadería extensiva. 
  • El uso excesivo de fertilizantes y otros químicos altamente perjudiciales y nocivos, que son utilizados para el aumento de la producción.
  • El uso de los derivados del petróleo para así crear compuestos textiles que sean sintéticos. 
  • El consumo de grandes cantidades de agua para la elaboración de las prendas. 
  • El vertido de químicos altamente tóxicos empleados en el blanqueamiento y el teñido de las fibras.
  • Las emisiones de gases de efecto invernadero vinculadas a la fabricación y distribución de la ropa.

Esto es solo para darte una introducción de todo lo perjudicial que puede llegar a ser las acciones que tomamos o que las empresas implementan a la hora de fabricar prendas. Sin dejar de mencionar los residuos que implica el desecho de cantidades de ropa que ya no utilizamos.

Por todo esto es sustancial que conozcamos la vital importancia de darle a la ropa una segunda oportunidad de vida, algo que podemos hacer aplicando las 3R de la ecología, es decir, reducir el consumo de ropa, reutilizar nuestras prendas y reciclarlas.  

Ahora bien reciclar la ropa no solo debe entenderse como regalar ropa a otras personas o dejar las prendas en contenedores cerca de tu casa, hay muchas más formas de hacerlo, y con esto estarás reduciendo el consumo de ropa. 

Ya teniendo un norte, es importante que sepas lo que se pudiese denominar la cultura o filosofía DIY que literalmente se traduce del inglés “Hazlo tú mismo” derivado de sus siglas en inglés “Do It Yourself”, pues esta implica el nuevo uso que puedes darle a prendas que ya no utilizas convirtiéndola en otro accesorio nuevo o en algo diferente. 

Por lo tanto, en este artículo te traemos cosas innovadoras y creativas para que dejes volar tu imaginación en cuanto a reciclaje se refiere, y de este modo reutilizarlas, aprovechando al máximo cada prenda.

A continuación verás varias maneras en que puedes utilizar tu ropa vieja, dándole un uso diferente. Sé creativo y manos a la obra.

1. Crear accesorios nuevos

Una opción que tienes es usar los retazos de prendas viejas o dañadas para elaborar nuevos accesorios como pulseras, cinturones, collares, manteles o sábanas. No hace falta ser un maestro o maestra con la aguja y el hilo, tienes muchas técnicas que puedes emplear y lo importante es darle un buen uso.

2. Transformar nuestros vaqueros o jeans en pantalones cortos o shorts

Este es uno de los grandes clásicos del “Do It Yourself” donde se aplica el reciclaje a todo dar, donde la ropa adquiere un nuevo sentido, en este caso un cambio de modelo drástico, que queda genial.

Los vaqueros tienden a gastarse por todo el dobladillo o en la parte de las rodillas, pero eso se puede solucionar. Es lo más simple del mundo, puedes darle dos acabados, un estilo descuidado con solo unas tijeras y hacer un corte a la altura deseada y listo, también puedes darle un aspecto más sofisticado haciendo un dobladillo y cosiéndolo a mano y listo tienes dos opciones rápidas para la temporada de verano.

No olvides NO botar los retazos que te sobraron.

3. Rellenos para cojines o pufs 

Todo el mundo necesita un cojín o un puf para estar cómodo en el sofá o en la terraza, esto con aras de hacer nuestro espacio mucho más acogedor, y es que últimamente la gente está teniendo un arraigo al síndrome del nido que se ha intensificado en estos tiempos de confinamiento, y ¿por qué no hacer de esos ratos unos más amenos?

Cualquier retazo que tu veas que realmente no puedes darle un uso formal, pues no los tires, simplemente agarra un tiempo y como distracción ve recortandolos en pedazos pequeños y ya tendrás tu relleno para cojines o pufs. 

Como un plus el puff lo puedes elaborar con una sábana vieja dándole la forma circular y tamaño deseado.

4. Una manopla de cocina para evitar quemaduras hecho con un calcetín 

Dale un buen uso a aquellos calcetines que tengas con algún agujero, sin pareja o que ya no te gustan y simplemente acaban en la basura; eso de desecharlos, se acabó.

Puedes utilizar estos calcetines como manopla para la cocina, o sea, muchas veces te quemas o se te olvida usar algo para sacar tus bizcochos del horno o para bajar una olla de la estufa, ten un calcetín a la mano y olvídate de las quemaduras. Un calcetín mullido te generará protección o puedes usar varios para así tener el soporte.

5. Hacer un top a partir de una camiseta, una franela o un jersey

Aplicando las prácticas de costura anteriores tendrás conceptos muy variados; así como te mostramos que cortar un jean para tener un short, aquí se presenta de igual manera. 

Nuestras camisetas, franelillas o suéteres, también podemos cortarlos a la altura del busto o a la altura del ombligo, reutilizando prendas viejas y creando tops perfectos para los días calurosos. 

6. Haz una bolsa para ir de compras 

La practicidad es una de las ventajas de la moda sostenible, además de tener como norte el reciclaje y la reutilización de cosas que ya no usamos. Si echas un vistazo por las redes encontrarás que hay miles de ideas para transformar una vieja camiseta en miles de cosas debido a su versatilidad. 

Algo muy práctico es crear una bolsa de compras que te sirva para ir al mercado, lo más fácil será usar una camiseta de tirantes para que haga la función de asas y solamente tienes que cerrar muy bien la parte de abajo para que quede reformada y listo, tienes una bolsa realizada al reutilizar una camisa. 

7. Hacer una funda para tu teléfono móvil o para tus anteojos 

Una idea fenomenal para reciclar las mangas de tu camisa, de un abrigo o de un suéter es utilizándolas para confeccionar una funda protectora para nuestro móvil o para los anteojos, así evitamos que estos se rocen con otros objetos que llevamos juntos en el bolso. Utiliza la tela sobrante de las mangas y cierra uno de sus lados y listo.

8. Reciclar un vestido viejo en una falda. 

Seguramente alguna vez has desechado un vestido porque este se empezaba a poner viejo en la parte superior del mismo. Sin embargo si la parte de la falda está intacta con un par de cortes rectos y unas puntadas podemos convertir los vestidos en faldas nuevas.

9. Hacer un edredón o una manta con la técnica de patchwork 

Si te gusta coser, esto es ideal para ti, el patchwork es una técnica que te va a encantar debido a que es una forma inmejorable de contribuir al medio ambiente. Combinando retazos de tela sacados de diferentes prendas y tejidos, harás edredones y mantas perfectas para las épocas de invierno, además de cubrirte del frio, quedarán muy bonitos. 

10. Elaborar baberos para bebés a partir de ropa usada

Los baberos son muy útiles para nuestros bebes, ya que con ellos evitamos que manchen su ropita. Estos los puedes elaborar con prendas viejas, ya que los baberos están hechos para ser ensuciados y lavados continuamente

Pudiendo utilizar telas de ropas que sean aptas para resistir la humedad, pueden ser aquellas como trajes de baño o chubasqueros y así tendrás unos baberos para que tu bebe los use reiteradamente.

11. Hacer trapos de limpieza a partir de prendas de algodón 

Esta sí que es una técnica hecha a la medida para brindarle una mano al medio ambiente. Si te pones a pensar en la practicidad que esto conlleva, es más fácil de lo que parece, ya que la manera más fácil de reciclar ropa vieja es usar trapos de limpieza. 

Te recomendamos mayormente que uses ropa de algodón porque otras fibras podrían dañar las superficies. 

12. Hacer unas zapatillas de andar por la casa con un viejo jean 

Esto es algo realmente innovador y muy útil cuando no nos gusta estar descalzos pero tampoco nos gusta estar con zapatos todo el tiempo. En realidad es mucho más sencillo de lo que parece, aquel jean viejo que ya no vas a usar más, ponlo en el suelo con el revés hacia arriba y está técnicamente listo, en los bolsillos traseros mete tu pie y ya tienes la horma de tu zapatilla, recórtala del tamaño de tu pie y listo, ya tienes unas zapatillas ligeras para estar en casa.  

13. A través de un jersey hazte unas pantuflas 

Para las épocas de frio puedes recortar aquellos jerséis viejos, si son de lana mejor, ya que sacando la horma de tu pie con unas plantillas  de papel reciclado, tendremos unas pantuflas muy cómodas y calentitas. 

Si buscas por la red encontrarás un montón de ideas y modelos para hacer, deja volar esa creatividad con tus telas viejas.

14. Fabrica accesorios para tus mascotas 

Puedes ver la versatilidad de las prendas y sobre todo la utilidad de las mismas a la hora de darles una segunda oportunidad de uso. Te traemos en este punto 3 variantes de cosas que puedes hacer para tus mascotas con retazos de telas:

  1. Puedes utilizar distintos tipos de tela para confeccionar ropa a tus mascotas, desde abrigos hasta chalecos, incluso gorros. Todo esto con cualquier prenda.
  2. Puedes hacerles camitas para que ellos duerman a gusto con ropa vieja que ya no uses y que sean calentitas para ellos, para ello puedes hacer las mismas técnicas de relleno que te explicamos en el punto 3.
  3. Para tu perro puedes hacer mordedores reutilizando toallas, calcetines u otras prendas.

 

15. Hacer cojines con prendas que ya no utilizamos 

La tela de ropa que ya no utilizamos es un material ideal que no solo sirve para transformarlas en prendas, también las puedes utilizar en objetos textiles como has podido observar, los cojines son una muestra fenomenal de ello. 

Con esto puedes crear motivos de regalo memorable, ya que está muy en boga en la actualidad usar las camisas de botones de hombre, cortando a la altura de las mangas, en línea recta, tendrás un cojín muy innovador.  

16. Utilizar el tejido de un vaquero para hacer un mandil para porta herramientas 

Si nos gusta mucho realizar proyecto DIY más allá de la costura, como consejo debemos recomendarte que te hagas un porta herramientas, ya que te será de muchísima utilidad, y es que los vaqueros al tener una fibra muy resistente podrás tener uno de amplia durabilidad; usa la parte trasera y tendrás una simplicidad a la hora de elaborarlo porque ya tendrás los bolsillos adecuados para guardar tus utensilios. 

17. Usar la tela de ropa que ya no utilizamos para tapizar sillas y otros muebles 

Además de darle otra vida a la ropa que no usas, darás vida a otros objetos materiales como sillas, sillones, taburetes, etc. Además de darle un toque a tu hogar muy colorido y de acuerdo a la tela y para el sitio que esté destinado el mueble, podrás otorgar ciertos estilos, entre veraniegos hasta vintage si deseas.   

Tienes mucho por hacer, la versatilidad que nos ofrece la vida en sí misma al darnos la oportunidad de reciclar y reutilizar todo con el fin de reducir, es amplio. El mundo es otro y las cosas van cambiando exponencialmente y lo más importante es que se está siendo amigable con el medio ambiente