Impacto medioambiental de la industria de la moda toda la verdad

Impacto medioambiental de la industria de la moda toda la verdad

A todos nos apasiona la moda, el comprar ropa o accesorios nuevos siempre es algo que amamos hacer, pero lo que quizás muchos desconocen es que esta industria tiene un impacto ambiental muy grande.

En los últimos años, esta industria ha recibido una gran cantidad de críticas por no ser considerada con el medio ambiente y atentar de alguna u otra manera contra él. 

Quizás ahora te estés preguntando: “¿Cuánto contamina la industria de la moda?”, y la verdad es que si te digo la respuesta no te gustará, y es que la magnitud es tanta hasta el punto de que dicha industria está expuesta en la agenda pública mundial. 

Pero si quieres conocer un poco más sobre el tema, en esta oportunidad te mencionaré los principales impactos medioambientales que tiene la industria de la moda; así que sin más preámbulos, comencemos. 

La industria de la moda y su impacto medioambiental

impacto medioambiental

Aunque no lo creas, la industria de la moda es una de las mayores contaminantes del mundo, ocupando incluso el puesto número dos, después de la industria petrolera, la cual se encuentra situada en el puesto número uno. 

Y es que si nos ponemos a indagar, las cifras no mienten, cada año esta industria emite una gran cantidad de gases de efecto invernadero y requiere unos 2.500L de agua aproximadamente para producir una camisa de algodón; cifras muy alarmantes. 

¿Por qué decimos que son cifras alarmantes?, pues teniendo en consideración el ciclo de vida de un producto y sus diversas etapas, nos damos cuenta del camino tan largo que debe realizarse antes de que el consumidor pueda tenerlo en sus manos, y en donde cada etapa tiene su propio impacto medioambiental. 

Un aspecto que ha causado un aumento significativo en el impacto medio ambiental es la moda rápida, o lo que se conoce como fast fashion, y es que esta “tendencia” consiste en crear nuevas prendas a precios muy bajos, lo cual ha conllevado a que la cantidad de ropa producida y desechada sea mayor.

Pero si deseas conocer cuáles son esos impactos medioambientales que tiene la industria de la moda, a continuación te mencionaré algunos de ellos:


Uso del agua

Se necesita muchísima agua para producir ropa, y es que este tipo de industria realiza sus prendas mayormente con algodón y el resto con poliéster. ¿Qué tiene que ver esto con el consumo del agua?, pues muchísimo y te explico por qué.

El algodón es un cultivo bastante sediento, esto quiere decir que necesita una gran cantidad de agua. Para darte una idea, al producir un polo de algodón se necesitan unos mil litros de agua aproximadamente, lo cual sin duda alguna es bastante.

Pero eso no es todo,  ya que la mayor cantidad de agua consumida se da en la etapa de uso del usuario, y no tanto en la producción de la prenda. ¿Qué quiero decir con esto? que si quisiéramos contribuir con el medioambiente y reducir el consumo de agua de la industria de la moda, deberíamos lavar menos ropa, porque es ahí en donde se produce más gastos del vital líquido.

La contaminación del agua

Otro impacto de la industria de la moda es la contaminación del agua, y es que según algunas cifras publicadas, se estima que la producción textil es responsable de un 20% aproximadamente de la contaminación que hay en el mundo con respecto al agua limpia.

Pero, ¿a qué se debe esa contaminación del agua?, pues por los productos de teñido y acabado que se utilizan en el proceso de producción. Veamos, el lavado de materiales sintéticos libera unos 0,5 millones de toneladas aproximadamente de microfibras en el océano cada año.

Por otra parte, el lavado de ropa sintética representa un 35% de micro-plásticos que son liberados en el medio ambiente. Para tener una idea, una sola carga de prendas de poliéster, puede producir 700.000 fibras micro-plásticas, las cuales pueden acabar en la cadena alimentaria. 

Emisiones de gases de efecto invernadero

Según estimaciones, la industria de la moda es la responsable del 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero, como es el caso del carbono; superando incluso a los vuelos internacionales y el transporte marítimo.

Hay que tener en cuenta también que una prenda de vestir puede literalmente dar la vuelta al mundo, mientras se lleva a cabo el proceso de producción. Además, con el auge de las compras online, hace que las marcas se auto-presionen para ganar mayor velocidad, por lo que optan por mandar prendas en avión, en donde las emisiones son más elevadas si la comparamos con las del barco. 

Residuos textiles en vertederos

Para nadie es un secreto que hoy en día son más las prendas que hay en el mercado a precios accesibles, que es lo que mencionaba en uno de los puntos anteriores que se conoce como fast fashion.

Debido a esa tendencia, las compras por persona han aumentado, y es que todos quieren aprovechar esa caída de precios, sin embargo, eso ha ocasionado que la vida útil de la ropa se vea reducida.

Y es que veamos, no es lo mismo sacar pocas piezas de buena calidad, que muchas baratas, que sin duda no tendrán la misma condición. Esto conlleva a que haya más desechos de prendas, porque la ropa usada cuando no está en buenas condiciones, se suele depositar en vertederos.

Es por ello que siempre se apuesta por un estilo de vida minimalista, en donde no importa cantidad sino calidad. Si adquirimos menos prendas, pero que están elaboradas con buenos materiales, no se dañarán tan fácilmente, y si ya no deseamos darle uso, podemos simplemente donarlas, en vez de tirarlas. 

Uso de químicos

Este punto es muy importante y quizás uno de los más preocupantes, y es que la industria de la moda utiliza una gran cantidad de productos químicos diferentes en el proceso de fabricación. 

Estos químicos utilizados suelen filtrarse en el suelo, causando infertilidad en los suelos y una disminución en la biodiversidad, y es que básicamente estos productos no solo interrumpen los procesos biológicos sino que además destruyen microorganismos, plantas e insectos. 

¿Qué hacer para mitigar el impacto medioambiental de la industria de la moda?

Con esto hemos podido conocer el impacto medioambiental de la industria de la moda, y darnos cuenta de lo alarmante y peligroso que es para la sostenibilidad del planeta; y no solo eso, sino también lo perjudicial que resulta para nuestra salud y bienestar en general.

Es por ello que es importante establecer un cambio, ya que si la industria continúa como ha venido haciendo hasta ahora, el daño será peor. Incluso, nosotros como individuos y consumidores que somos, podemos aportar nuestro granito de arena y contribuir con nuestro medio ambiente, que tanto lo necesita.

Afortunadamente se han comenzado a establecer algunas propuestas de modelos económicos e industriales alternativos, como es el caso de la economía circular, que sin duda ayudan a dar un paso al frente en el mejoramiento de la situación, y las industrias de la moda están avanzando en dicha línea. 

Pero más allá de eso, es importante que todos busquemos alternativas sostenibles que contribuyan de alguna u otra manera a disminuir ese impacto ambiental. Y es que la necesidad de un cambio a una moda más sostenible es sumamente evidente, todos lo sabemos, y debemos poner nuestro aporte para que el cambio se dé efectivamente. 

Entonces, ¿Qué debe hacer una empresa o industria de moda para ser sostenible? ¿Qué estrategias debería implementar? Si te estás haciendo estas preguntas, presta atención porque a continuación te mencionaré los primeros pasos para avanzar a un entorno más sostenible:

Informarse

Es importante que todas las empresas o industrias de moda se informen, y es que hay que tener en cuenta que muchas de ellas actúan de una forma sin saber el daño que están causando.

Por lo tanto, es necesario informarse sobre cuáles son los problemas que se generarán si se actúa o se sigue con la “lógica normal”, una vez se sepa todas las consecuencias, es importante que se comprometa a hacer un cambio, porque si continúa actuando igual, de nada servirá.

Evaluar el ciclo de vida

Es necesario que como industria evalúes todo el proceso o ciclo de vida para conocer dónde es que se genera el mayor impacto. Enfócate en las cosas que te preocupan y si está a tu alcance, actúa para mejorar la situación. 

Lleva a cabo una planificación

Llevar a cabo una buena planificación es fundamental para que los cambios se puedan dar, así que una vez identifiques los problemas, no te mortifiques porque estos sean muy grandes ni intentes solucionarlos todos al mismo tiempo.

Debes establecer un plan y no hacer las cosas el primer día, ya que estás tratando un tema relacionado al ambiente, así que tomate tu tiempo para hacer las cosas bien, a su debido momento.

Colaboración

Es importante que se trabaje dentro de un sistema, ¿Qué quiero decir con esto?, pues que se debe buscar a alguien, un colaborador que te ayude a llevar a cabo ese cambio que tanto deseas, y que tan bien le hará al ambiente.

Mejorar cada día

No esperes ser perfecto al comienzo o que solucionarás todos los problemas en un dos por tres, esto es un camino que deberás recorrer día tras día, y en donde siempre tendrás que aspirar a una mejora.

Todos estos cambios requieren de mucha creatividad y colaboración entre todos los participantes de una industria de moda, entendiéndose estos como los diseñadores y fabricantes. Pero no solo es la industria que debe hacer cambios, los consumidores también, y a continuación te menciono algunas cosas que se deberían implementar para contribuir con el medio ambiente.

  • Evitar la moda rápida: como hemos venido diciendo en todo el artículo el fast fashion es uno de los principales causantes de este impacto medioambiental, por eso los consumidores deben evitar a toda consta esta “tendencia”.
  • Extender el uso que se le da a las prendas: hay consumidores que compran a veces por comprar, y luego dejan a un lado dichas prendas para comprarse otras, lo cual no es lo correcto. 
  • Calidad antes que cantidad: esto debes tenerlo presente siempre al momento de comprar, no te excedas en la cantidad de prendas, ya que a la larga, hay muchas de ellas que dejarás de usar. Lo que realmente importa es que sean de calidad, así que invierte en ello, en una mejor calidad, mejor diseño y producción.
  • Regala o dona: cuando tengas alguna prenda que ya no te quede o no la quieras usar más, no la botes. Si está en buen estado lo más recomendable es que la regales o la dones a alguien que realmente la necesite. 
  • Compra moda de segunda mano: otra recomendación sostenible y con la cual contribuirás con el medio ambiente, es comprando prendas de segunda mano, o en todo caso, ropa que esté elaborada con materiales reciclados. 
  • Cuida tus prendas: cuidar tus prendas es algo fundamental, ya que eso te ayudará a ahorrar dinero y darle una vida útil más larga a cada una de la ropa que tienes. En caso de que alguna de tus piezas tenga algún daño que sea reparable, aprende a arreglarla o llévala a una costurera, y no la deseches. 

Estas son algunas recomendaciones o consejos que como industria y consumidor puedes aplicar en tu día a día para mitigar el impacto medioambiental. Recuerda que es un tema bastante alarmante, que nos obliga a repensar formas de aplicación para una moda más sostenible. 

Sin duda el tener una práctica de consumo y producción más amigable con el medio ambiente es fundamental, por eso todos deberían comenzar a poner su granito de arena para implementar cambios sostenibles. 

Además, es necesario educar e inspirar a otros con nuestras acciones, ya que de esta manera podemos lograr un mayor cambio, recuerda que como bien lo he dicho, no todos conocen las consecuencias que conllevan sus malas acciones, así que no cuesta nada informar a otros sobre los posibles impactos.